Hallan cuatro cadáveres en un edificio del Casco Histórico: una semana después, el hedor persiste y angustia a los vecinos

Hallan cuatro cadáveres en un edificio del Casco Histórico: una semana después, el hedor persiste y angustia a los vecinos

Santa Leocadia aún huele a muerte

Hace una semana, los residentes de la cuesta de Santa Leocadia comenzaron a percibir un olor desagradable. Tras el descubrimiento de cuatro cadáveres en esta calle del Casco Histórico debido a una intoxicación por monóxido de carbono, el vecindario sigue lidiando con el olor persistente en su entorno. Aunque algunos vecinos ya habían denunciado este olor antes de que se descubrieran los cuerpos, fue a partir del levantamiento de los cadáveres que el hedor se intensificó en el barrio.

Una semana después de esta tragedia, los residentes de los edificios colindantes al número 12 de la cuesta de Santa Leocadia se encuentran en una situación difícil. El olor putrefacto no solo está presente en las calles, sino que también ha invadido el interior de sus viviendas, generando un ambiente desfavorable para su convivencia. Algunos vecinos aún no pueden ventilar sus habitaciones debido a la propagación del hedor.

Algunos residentes afirman que el olor se percibe incluso “dentro de la nevera”, lo que les genera dudas y malestar a la hora de consumir los alimentos almacenados allí. Además, denuncian que nadie ha limpiado la vivienda desde el levantamiento de los cadáveres, lo cual consideran inaceptable y desconocen quién es el responsable de esta tarea.

A la espera de los resultados del Instituto Nacional de Toxicología, las autopsias ya han confirmado que la intoxicación por monóxido de carbono fue la causa de las muertes. La situación en Santa Leocadia sigue siendo sombría y los residentes desean que se tomen medidas para resolver este problema.

Publicar comentario