El último temporal deja numerosas incidencias en la provincia de León por fuertes vientos y nieve.

El último temporal deja numerosas incidencias en la provincia de León por fuertes vientos y nieve.

La Agencia de Protección Civil atendió 100 incidencias en León en el temporal, sobre todo por viento y nieve

Durante el último temporal, la provincia de León registró un total de 100 incidencias notificadas a través del Centro Coordinador de Emergencias de la Agencia de Protección Civil de Castilla y León. Estas incidencias estuvieron principalmente relacionadas con fuertes vientos y también con el impacto de la nieve, convirtiéndose así en la provincia más afectada en este sentido.

En toda la Comunidad, el número total de incidencias se elevó a 894, incluyendo reportes de vientos, lluvias y nevadas durante los ocho días en que la región estuvo en alerta por adversidades meteorológicas. En el caso de León, hubo 19 avisos por nevadas, cuatro por la intensidad peligrosa de la lluvia y 77 por los fuertes vientos y los daños ocasionados por los mismos.

El viento fue el fenómeno que más impacto tuvo, especialmente en núcleos de población de Valladolid, Zamora, Burgos, León y Palencia. Sin embargo, los daños materiales no fueron de gravedad y las incidencias no tuvieron un gran impacto en la población. La mayoría de los incidentes reportados estaban relacionados con objetos caídos en la vía pública o en peligro de derrumbe. También se produjeron algunas incidencias por las nevadas y las lluvias.

El día 27 de marzo se registró el mayor número de incidentes, con un total de 630, seguido por el día 28, con 173. Por provincias, Valladolid fue la más afectada con 244 incidencias, seguida de Zamora con 192, Burgos con 136, Palencia con 118, León con 100 y Salamanca con 63. Ávila, Segovia y Soria tuvieron un menor número de incidencias.

Relacionados  Amplio dispositivo de búsqueda desplegado en Navahondilla para encontrar a un anciano desaparecido

En cuanto a los ríos, el episodio de avenidas iniciado por la Confederación Hidrográfica del Duero se dio por finalizado después de que ninguno de los ríos se encontrara en situación de alerta. Sin embargo, se mantiene la vigilancia debido a que varios ríos se encuentran cerca de los valores de aviso amarillo y se pronostican nuevas precipitaciones en los próximos días.

La dinámica atmosférica se normalizará en los próximos días, con un leve aumento de las temperaturas y la ausencia de precipitaciones significativas. Esto, junto con la falta de incidencias y una tendencia generalizada de mejora, da por finalizado el episodio de meteorología adversa. No obstante, desde el Centro Coordinador de Emergencias se mantendrá el seguimiento de las previsiones meteorológicas.

En resumen, el último temporal causó diversas incidencias en la provincia de León, siendo las más comunes relacionadas con fuertes vientos y nieve. A nivel regional, se registraron un total de 894 incidencias, que incluyeron fenómenos como vientos, lluvias y nevadas. Afortunadamente, no se produjeron daños materiales graves ni incidencias de gran repercusión en la población. El episodio de avenidas en los ríos también se dio por finalizado, aunque se mantendrá la vigilancia debido a la posibilidad de nuevos repuntes en los caudales. Con la normalización de la dinámica atmosférica y las previsiones de mejoría, se considera que el episodio de meteorología adversa ha concluido.

Publicar comentario