Tres hombres extranjeros son detenidos en Segovia por robar pertenencias de una víctima del “timo de las monedas” en León

Tres hombres extranjeros son detenidos en Segovia por robar pertenencias de una víctima del “timo de las monedas” en León

Tres hombres detenidos por robo utilizando el ‘timo de las monedas’

La Guardia Civil de Segovia ha llevado a cabo la detención de tres individuos extranjeros, residentes en Madrid y de edades comprendidas entre los 23 y los 32 años, como sospechosos de cometer un delito de hurto. Estas detenciones se llevaron a cabo como parte de un operativo preventivo de seguridad ciudadana en la carretera N-VI, en San Rafael (El Espinar).

En la madrugada del 24 de mayo, los agentes realizaron un control de rutina al detener un vehículo ocupado por tres hombres. Durante el registro superficial de las pertenencias y del interior del automóvil, se encontraron varios teléfonos móviles y documentación que no pertenecían a los ocupantes, así como cerca de 400 euros en una bolsa separada. Estos hallazgos llevaron a los agentes a descubrir una denuncia presentada el día anterior en León por un delito de hurto, en la que los objetos denunciados coincidían con los encontrados en el vehículo. Además, los ocupantes del automóvil tenían antecedentes policiales por delitos similares.

Los tres hombres fueron detenidos y puestos a disposición del Juzgado de 1ª Instancia e Instrucción nº1 de Segovia. Las pertenencias fueron recuperadas y devueltas a su propietaria, quien agradeció a la Guardia Civil de Segovia por su efectividad.

Este tipo de robo, conocido como el “timo de las monedas”, se lleva a cabo en lugares concurridos como estacionamientos. Las víctimas suelen ser mujeres que llevan un bolso y se encuentran dentro de su vehículo justo antes de partir. Uno de los delincuentes deja caer varias monedas al suelo para llamar la atención de la víctima y golpea el automóvil diciendo que se le han caído, haciéndole salir del vehículo mientras deja su bolso y pertenencias dentro del mismo y con las puertas abiertas. Mientras uno de los delincuentes ayuda a recoger las monedas, el otro aprovecha estos momentos de distracción para robar el bolso con sus pertenencias. También se han reportado variantes de este delito, como hacer caer otros objetos como llaves, una cartera o un artículo de compra de poco valor.

Publicar comentario