Hombre marroquí involucrado en un accidente mortal enfrenta catorce años de cárcel.

Hombre marroquí involucrado en un accidente mortal enfrenta catorce años de cárcel.

Conductor que causó mortales y heridos al manejar en dirección contraria por la AP-8 enfrenta cargos en juicio

La Fiscalía solicita una pena de catorce años de prisión para un hombre de origen marroquí acusado de un delito contra la seguridad vial, dos delitos de lesiones y dos de homicidio con dolo eventual en relación con un trágico accidente ocurrido el 11 de febrero de 2017 en la confluencia de la AP-8 con la GI-20, en Usurbil.

El siniestro tuvo lugar alrededor de las 06.20 horas cuando el vehículo Opel Astra, conducido por el acusado, chocó frontalmente con una furgoneta de transporte sanitario. En ese momento perdieron la vida dos personas que se encontraban en el Opel Astra, mientras que otras cuatro resultaron heridas.

El conductor del turismo fue detenido en el Hospital Donostia, donde fue trasladado luego del accidente. Según la acusación de la Fiscalía, el acusado había estado en diversos establecimientos de ocio de San Sebastián con los otros ocupantes del coche antes del accidente.

A pesar de haber ingerido alcohol, el acusado condujo su vehículo con seis personas a bordo y se desvió hacia la dirección opuesta del tráfico en una confluencia de carriles. A lo largo de la autopista AP-8, ignoró toda señalización y cruzó sucesivamente con otros vehículos hasta que colisionó frontalmente con una ambulancia que circulaba correctamente.

Relacionados  Cuatro heridos leves en un accidente de tráfico en Irun provoca gran congestión en la vía

El inculpado continuó su trayecto sin realizar ninguna maniobra evasiva a pesar de las advertencias de otros conductores y finalmente causó una violenta colisión que dejó a varios heridos y desplazó la ambulancia unos 300 metros. Las pruebas de alcoholemia realizadas arrojaron un resultado de 0,24 miligramos de alcohol por litro de aire espirado.

El juicio se lleva a cabo en la Audiencia de Gipuzkoa y la Fiscalía reclama una pena de catorce años de cárcel para el acusado.

Publicar comentario