Hombre condenado a cinco años de cárcel por violación en el cuarto oscuro de la discoteca Arena de Barcelona

Hombre condenado a cinco años de cárcel por violación en el cuarto oscuro de la discoteca Arena de Barcelona

Un hombre ha sido condenado a cinco años de prisión por violar a otro hombre en el cuarto oscuro de la discoteca Arena de Barcelona. Según la sentencia de la Audiencia de Barcelona, la agresión sexual ocurrió la madrugada del 26 de enero de 2020, cuando ambos entraron al cuarto oscuro, se besaron y tuvieron sexo oral de forma consentida. Sin embargo, todo cambió cuando el agresor quiso tener más relaciones sexuales y la víctima se negó debido a la falta de preservativo. En ese momento, comenzaron los forcejeos que terminaron en agresión sexual.

A pesar de que la víctima dijo “no quiero” en tres ocasiones, el agresor intentó varias veces bajarle los pantalones y finalmente lo penetró sin consentimiento. Durante el juicio, la víctima declaró que después de la agresión, el agresor le pidió su número de móvil y él se lo dio, lo que facilitó su identificación cuando le envió un mensaje al día siguiente. Además de la condena de cinco años de prisión, el agresor deberá cumplir cinco años de libertad vigilada y pagar una indemnización de 15.000 euros a la víctima.

Sin embargo, la sentencia no fue unánime, ya que un magistrado discrepa y considera que el acusado debería ser absuelto debido a la falta de pruebas concluyentes sobre su culpabilidad. El magistrado destaca que un amigo de la víctima, que estaba presente en el cuarto oscuro en ese momento, presenció las relaciones sexuales y no se percató de la agresión sexual. Según la sentencia, esto podría explicarse por la rapidez de la situación y el deseo de evitar un escándalo.

Relacionados  Hombre condenado a casi diez años de prisión por violar brutalmente a una anciana de 95 años en Figueres

A pesar de esto, la Audiencia de Barcelona otorga credibilidad a la víctima, quien es la única prueba de cargo, al considerar su declaración detallada, estructurada, sin contradicciones y sostenida en el tiempo. Por lo tanto, el atacante fue condenado a cinco años de prisión por la agresión sexual en la sala con poca iluminación del cuarto oscuro de la discoteca Arena de Barcelona.

Publicar comentario