Detenidos por robo con intimidación en el piso de la calle Cabrales, conocido por su pasado macabro

Detenidos por robo con intimidación en el piso de la calle Cabrales, conocido por su pasado macabro

Nueva intervención policial en el ‘narcopiso’ de la calle Cabrales: dos detenidos por robo con intimidación y encierro de un hombre

La tarde de hoy jueves tuvo lugar una nueva operación policial en el piso de la calle Cabrales, donde reside el hombre condenado hace veinte años por el asesinato de su novia y ocultamiento de su cuerpo en Cenero. En esta ocasión, Javier M.A., propietario del piso, y otro individuo fueron arrestados por la Policía Local, acusados de un robo con intimidación. Según las primeras investigaciones, habían encerrado a otro hombre en una habitación, quien logró pedir auxilio por la ventana y amenazaba con lanzarse desde el primer piso si no era liberado. El hombre, quien presentaba lesiones, fue trasladado a un centro de salud.

Este incidente, que ha agotado la paciencia de los vecinos, ocurrió alrededor de las seis de la tarde y requirió un amplio despliegue policial debido a la peligrosidad tanto del residente de la vivienda como de las personas que la frecuentan. Tan solo hace dos semanas, se reportó un apuñalamiento en el mismo lugar y fue detenido el propietario, Javier M.A., quien el año pasado estuvo a punto de ser asesinado por otro de sus hermanos con problemas de adicción a las drogas.

Imagen - El hombre pide auxilio desde la ventana del piso.

Durante la tarde de hoy, los dos detenidos fueron conducidos a la Comisaría de la Policía Nacional por los agentes de la Policía Local que participaron en la intervención y lograron liberar a la víctima presuntamente encerrada y agredida para robarle. Según se cree, este incidente fue motivado por desacuerdos relacionados con el tráfico de drogas.

Relacionados  Mujer transexual amenaza con lesionarse y moviliza a las autoridades en Pando

Los vecinos del edificio, desesperados, expresan su malestar ante la situación: “No aguantamos más, esto es un infierno, no hay semana en la que no ocurra algo grave…”. El piso pertenecía a los padres de Javier M.A. y allí convivía con tres de sus hermanos, dos de los cuales han fallecido y el otro espera juicio por intento de asesinato. Aunque los propietarios del piso están al corriente de los pagos de la comunidad, los vecinos sienten que no pueden hacer nada para desalojar a Javier M.A. y su entorno, quienes generan constantes problemas y requerimientos policiales.

Publicar comentario