El juez ordena prisión sin fianza para el ciudadano paquistaní acusado del triple asesinato en Morata de Tajuña

El juez ordena prisión sin fianza para el ciudadano paquistaní acusado del triple asesinato en Morata de Tajuña

Prisión provisional y sin fianza para el autor confeso del triple asesinato en Morata de Tajuña

El juez de Primera Instancia e Instrucción número 5 de Arganda del Rey ha ordenado el ingreso en prisión sin fianza de Dilawar Hussain F.C., el ciudadano paquistaní de 42 años que se entregó a la Guardia Civil confesando el triple asesinato de unos hermanos en Morata de Tajuña. El magistrado tomó esta decisión debido al riesgo de fuga y la posible alteración de pruebas. El detenido será investigado por tres delitos de homicidio, aunque esta calificación penal puede cambiar durante la instrucción judicial. Durante la comparecencia, el detenido ha ratificado su confesión y ha reconocido la autoría de los hechos. Tras la decisión judicial, fue trasladado al recinto penitenciario de Estremera.

La Fiscalía también ha solicitado el ingreso en prisión comunicada y sin fianza por tres delitos de homicidio. Los agentes de la Guardia Civil están investigando si alguien ayudó al autor confeso a trasladarse a Morata de Tajuña el día de los asesinatos. Además, están llevando a cabo entrevistas y comprobando los posicionamientos de móviles en la zona del crimen. En el registro de la casa del detenido, la Guardia Civil busca pruebas y el arma utilizada en los crímenes. Las autopsias de las víctimas aún no han concluido, pero indican que sufrieron golpes, apuñalamientos y quemaduras. Los investigadores también quieren determinar cómo consiguió el detenido la garrafa de gasolina utilizada para intentar quemar los cadáveres.

Se ha revelado que el autor confeso vivió con las víctimas durante varios meses y les había prestado una gran cantidad de dinero que nunca le fue devuelto. Tras descubrir que las hermanas habían estafado a través de un romance ficticio, el detenido comenzó a amenazarlas. Incluso llegó a agredirlas en febrero de 2023, lo que resultó en su condena a prisión. A pesar de la condena y una orden de alejamiento, el detenido siguió intentando contactar con las hermanas. Finalmente, hace unas semanas, sin dinero ni para pagar su alquiler, el detenido acudió al domicilio de las hermanas y les exigió nuevamente el dinero, lo que llevó a los mortales ataques. Las hermanas habían sido víctimas de una estafa amorosa en la que les pidieron grandes sumas de dinero bajo falsos pretextos.

La investigación continúa para determinar si hay cómplices y recopilar pruebas adicionales.

Publicar comentario