Detenido en Burgos un hombre por agresión con lesiones graves en una operación conjunta de la Policía Nacional y Local

Detenido en Burgos un hombre por agresión con lesiones graves en una operación conjunta de la Policía Nacional y Local

Detenido en Burgos por agredir con una botella a otro en la sien

En una operación conjunta de la Policía Nacional y la Policía Local, se ha detenido en Burgos a un hombre de 30 años acusado de cometer un delito de agresión con resultado de lesiones graves. Los hechos ocurrieron en la madrugada del pasado domingo en la calle Alejandro Yagüe, donde un hombre de 29 años fue agredido y tuvo que ser trasladado de urgencia al Hospital Universitario para ser intervenido quirúrgicamente.

Al llegar al lugar, los agentes se encontraron con un grupo de personas que intentaba huir al percatarse de la presencia policial. Fueron interceptados en la calle Granmontagne y varios de ellos mostraban un estado de alteración y tenían restos de sangre en la ropa y en las manos. Sin embargo, no se encontró sangre de ninguno de ellos. Durante el proceso de identificación, un testigo informó a la policía que en la zona de la plaza Roma había un joven con una herida sangrante en el cráneo, a la altura de la sien.

La víctima pudo corroborar la versión del testigo, afirmando que había sido sorprendida con una botella en el rostro. El agresor fue finalmente identificado y detenido, quedando a disposición judicial.

En otro hecho relacionado, una pareja sentimental también ha sido detenida por agresiones mutuas. La operación fue llevada a cabo por la Policía Local de Burgos y la Policía Nacional, después de recibir un aviso en el Servicio de Emergencias 112 que alertaba sobre una agresión a una mujer. Horas antes, un testigo había presenciado una agresión al hombre en las inmediaciones de la iglesia de Nuestra Señora de Fátima.

Relacionados  Desprendimiento de plancha metálica en la Plaza Mayor de Burgos genera alarma y moviliza a las autoridades

Los agentes acudieron al domicilio de la pareja, situado en la calle Calatravas, y constataron que ambos presentaban signos de agresión, como erosiones y restos de sangre. Por lo tanto, ambos fueron arrestados por un delito de violencia intrafamiliar.

Publicar comentario