Desarticulada organización criminal que estafaba a hosteleros con el ‘corte de la luz’ en Granada

Desarticulada organización criminal que estafaba a hosteleros con el ‘corte de la luz’ en Granada

Desmantelan organización criminal que estafaba a hosteleros en Granada con el método del “corte de la luz”

Seis individuos pertenecientes a un grupo delictivo especializado en la estafa conocida como “corte de la luz” han sido arrestados por la Guardia Civil en una operación llamada Tec Apagón. Los detenidos están acusados de cometer al menos 60 delitos de estafa, un delito de falsedad documental y un delito de integración en grupo criminal, obteniendo un botín superior a 100.000 euros.

La banda se hacía pasar por una empresa de suministro de electricidad y amenazaba a los dueños de bares y restaurantes de Granada con cortarles el suministro en menos de una hora si no pagaban de inmediato facturas impagadas. La investigación se inició cuando un restaurador de Guadix denunció haber sido víctima de esta estafa, seguido por otros casos similares en la misma localidad.

Tras rastrear el dinero estafado, la Guardia Civil descubrió una organización criminal bien estructurada con base en Ciempozuelos, Madrid. La operación culminó con el arresto de los seis integrantes del grupo delictivo.

Relacionados  Desarticulan banda dedicada a robo en jugueterías en Granada y otras provincias, recuperan miles de euros y objetos robados

El modus operandi utilizado por los estafadores

Los estafadores contactaban exclusivamente con dueños de establecimientos hosteleros al medio día, momento en que estos tenían mayor afluencia de clientes. Amenazaban con cortarles la luz en menos de una hora si no pagaban facturas impagadas. Ante la imposibilidad de contrastar la información, los hosteleros se veían obligados a pagar las facturas para evitar quedarse sin electricidad. Las estafas rondaban los 2.000 euros y los delincuentes obtenían previamente los datos del establecimiento y titular para dar mayor credibilidad.

En una ocasión, los estafadores incluso reclamaron tres veces el pago de una factura a un empresario, quien realizó el pago por transferencia. Los criminales siguieron llamándolo exigiendo el pago por tarjeta bancaria.

Por otra parte, dos miembros de la organización se encargaban de reclutar personas con problemas de drogadicción para abrir cuentas bancarias a su nombre y cederlas al grupo delictivo. Los fondos estafados eran transferidos a dichas cuentas.

La operación fue llevada a cabo por la Guardia Civil de Guadix con la colaboración de la Guardia Civil de Ciempozuelos.

Publicar comentario