Desarticulada la operación Matsu: Cuatro detenidos por fraude alimentario en empresa Plaza Chica

Desarticulada la operación Matsu: Cuatro detenidos por fraude alimentario en empresa Plaza Chica

La ‘operación Matsu’ desarticula una red familiar dedicada al fraude alimentario en conservas de atún en aceite

El resultado de la ‘operación Matsu’, llevada a cabo por la Guardia Civil española en colaboración con los Carabineri italianos y Europol, ha sido la detención de cuatro miembros de una misma familia vinculados a la empresa Plaza Chica. Esta compañía, situada en las localidades de Alfaro y Cervera en La Rioja, se encontraba envuelta en un fraude alimentario relacionado con las conservas de atún en aceite. Durante la operación, se han incautado más de 120,000 botes de conservas y 45,000 litros de aceite.

Las autoridades descubrieron una “zona de trabajo clandestina” en la que se eliminaban las etiquetas de los botes devueltos por tiendas para luego volver a etiquetarlos y venderlos nuevamente. Incluso se encontraron botes con agua que se había introducido durante el proceso de falsificación. Además, se detectaron etiquetas exclusivamente en italiano que eran vendidas en el comercio de la empresa, algo que no cumplía con la normativa ya que se exige que estén escritas también en castellano.

Estudios de laboratorio determinaron que la mayoría de los botes analizados contenían aceite de inferior calidad, en lugar del aceite de oliva que se anunciaba en el etiquetado. Algunos botes incluso contenían aceite de girasol o de orujo. También se descubrió que uno de los botes de atún no cumplía con la calidad anunciada. Este fraude ha causado daños a otras empresas del sector, las cuales no podían competir en precios debido al uso de materias primas de menor calidad por parte de Plaza Chica.

Los cuatro detenidos, dos hombres y dos mujeres de entre 28 y 64 años, están acusados de pertenencia a organización criminal, contra la salud pública y estafa. Tras prestar declaración, han sido puestos en libertad. Además, se han bloqueado cuentas bancarias y se ha prohibido la enajenación de varios vehículos, incluyendo un camión frigorífico de la empresa.

La operación comenzó con los registros de las sedes de Plaza Chica el pasado 14 de diciembre, bajo la autorización del Juzgado de Primera Instancia e instrucción número 2 de Calahorra. Esta empresa, fundada en 2008 y ampliada en 2020, emplea a 115 personas y se dedica a la elaboración de productos para distintas marcas nacionales, así como a la exportación a Italia y a la venta en grandes y pequeños comercios.

Publicar comentario