El parricida confeso de Soto de Ribera trasladado a una cárcel psiquiátrica tras alta médica

El parricida confeso de Soto de Ribera trasladado a una cárcel psiquiátrica tras alta médica

Trasladan a prisión al parricida de Soto de Ribera

En un hecho sin precedentes, la Guardia Civil ha efectuado hoy el traslado de Pablo Muñiz, el responsable del brutal asesinato de su padre en Soto de Ribera, al centro penitenciario de Asturias. Después de recibir el alta en el HUCA, donde estuvo ingresado desde el 8 de abril, el parricida será ubicado en el módulo de Enfermería, a la espera del dictamen de Instituciones Penitenciarias sobre su destino en una cárcel mental. Su estado mental actual no permite que cumpla prisión preventiva en una cárcel ordinaria, por lo que se baraja su traslado a Fontcalent (Alicante) o a la cárcel de Sevilla.

Aunque el paciente fue estabilizado ocho días después del ataque, ha manifestado comportamiento agresivo hacia el personal médico y de custodia. La Guardia Civil se encargó de protegerlo las 24 horas del día en su habitación de Hospitalización, donde permaneció sin compañía.

Informes médicos demuestran que Pablo Muñiz padecía un brote psicótico agudo al cometer el homicidio y decapitación de su padre, según los psiquiatras que lo examinaron en el Hospital Universitario Central de Asturias (HUCA). Las pruebas realizadas no revelaron daño cerebral, pero sí indicaron la presencia de una psicosis aguda. Aunque no tenía antecedentes psiquiátricos y su familia no hizo referencia a episodios de violencia, los médicos sospechan que pudo haber síntomas previos al brote que pasaron desapercibidos para su entorno.

Publicar comentario