Descubierta red de explotación laboral y tráfico de personas en supermercados de Catalunya

Descubierta red de explotación laboral y tráfico de personas en supermercados de Catalunya

La mafia pakistaní tras los supermercados Condis Exprés

En Catalunya, han sido descubiertas tiendas que son conocidas popularmente como “pakis”, donde se venden todo tipo de productos y están abiertas durante largas horas. Sin embargo, las autoridades han desvelado que detrás de estas tiendas se encontraba una mafia pakistaní que controlaba los supermercados Condis Exprés y otros establecimientos franquiciados en la región del Maresme. Como resultado de la investigación, se logró liberar a cuatro personas que habían sido secuestradas en pisos controlados por esta mafia y que eran víctimas de tráfico de personas. Además, se confirmó que otras once personas sufrían explotación laboral. En total, se han detenido a seis personas de nacionalidad pakistaní, todas ellas miembros de la organización criminal, acusadas de diversos delitos como tráfico de seres humanos, explotación laboral y falsificación documental.

En marzo del año pasado, la Unidad Central de Tráfico de Seres Humanos de la DIC de los Mossos comenzó a investigar una organización criminal que se centraba en la explotación laboral de compatriotas pakistaníes en supermercados. La mafia gestionaba dieciséis establecimientos comerciales en el Maresme y la Selva, operando como franquicias de marcas reconocidas del sector. Las condiciones en las que trabajaban las víctimas eran prácticamente de esclavitud, con salarios bajos o inexistentes, entornos insalubres y viviendo en sótanos de los supermercados o durmiendo en los pasillos de los locales.

Gracias a testimonios de testigos protegidos y extrabajadores, se pudo confirmar la existencia de una organización criminal bien estructurada. Las autoridades identificaron a la mayoría de los miembros y localizaron los establecimientos y empresas vinculadas a la mafia. El 21 de febrero, los Mossos llevaron a cabo doce inspecciones en supermercados de diversas localidades, donde se identificaron a más de una treintena de personas trabajadoras.

Relacionados  Fallece una persona al caer por un acantilado en Sitges, Barcelona

La mafia pakistaní, liderada por una familia, reclutaba a trabajadores en su país de origen y los engañaba para iniciar la ruta migratoria hacia Catalunya, ingresando ilegalmente en España. Una vez en Catalunya, los captadores dejaban a estas personas bajo la tutela de diferentes organizaciones criminales dedicadas al tráfico de personas.

Algunas de las víctimas relataron que viajaron por varios países de Asia hasta llegar a Europa, pasando por países bálticos y Turquía, en lo que es conocida como la ruta de los Balcanes, una de las rutas migratorias más utilizadas para acceder a la Unión Europea.

Publicar comentario